Skip to Content

‘El Lago de los cisnes’ y ‘La Bella Durmiente’ en el Tívoli

‘El Lago de los cisnes’ y ‘La Bella Durmiente’ en el Tívoli

Tras el éxito cosechado hace tres meses en Barcelona, la compañía del Ballet de Moscú ha vuelto a recalar en el Tívoli con un par de clásicos del ballet. Serán 12 funciones (seis de EL Lago de los cisnes y seis de La bella durmiente) con sesión doble los sábados.

La compañía fue fundada por el bailarín y coreógrafo Timur Fayziev en 1989. Todos los montajes llevan el sello de su creador nacido en Taskent en 1953, siempre intenta dar un temperamento dramático a los personajes de los ballets que se interpretan. Los dos actores/bailarines principales son Alexei y Cristina Terentiev, que también son pareja en la vida real.

Hasta este domingo estarán interpretando los papeles del príncipe Sigfrido y Odile/Odette (cisne negro y blanco) de la obra ‘El lago de los cisnes’ y a partir del miércoles 13 se pondrán en la piel de los personajes de ‘La bella durmiente’.

La compañía la forman 28 bailarines, que van desde los 18 a los 34 años. Tras haber recorrido gran parte del mundo y retirarse de los escenarios, Fayziev, decidió fundar su propia academia de formación de bailarines, y pronto se encontró con la necesidad de dar continuidad profesional a los estudiantes de su academia. Con tan solo unos años de recorrido, la compañía llevó a cabo numerosas giras por Japón, Inglaterra, España, Irlanda, Alemania, Francia, Tailandia, Suiza, entre otros, llegando a las mil representaciones. Ha interpretado grandes piezas del ballet clásico, como ‘Cascanueces’, ‘Giselle’, ‘Don Quijote’, ‘Romeo y Julieta’,’El sueño de una noche de verano’, sin olvidar las dos mencionadas para estas semanas.

La internacionalidad y prestigio de la que disfruta la compañía no dejó de crecer, por eso, fruto de la relevancia, el rigor y la profesionalidad que con el paso de los años se fue forjando, en 1991 el Ballet de Moscú fue el único de toda Rusia invitado a participar en la última gira por Inglaterra, Noruega y Suecia del legendario bailarín y coreógrafo Rudolf Nureyev. En el año 2003 recibió de su país el diploma honorifico por el esfuerzo realizado por toda la compañía al llegar a las mil representaciones. Ser una de las compañías más importantes del país es para el Ballet de Moscú el mejor sello de garantía y excelencia que durante más de 20 años ha exportado por todo el mundo.

El ‘Lago de los cisnes’ tiene una duración 110 minutos con un entreacto de 20 minutos. Se divide en cuatro actos que van:

Acto I (El jardín del castillo del príncipe Sigfrido) Es el vigésimo primer cumpleaños de Sigfrido, y el joven Príncipe está celebrando una fiesta en el jardín de su palacio con jóvenes de su corte y extranjeros. El ambiente de fiesta es perturbado por la entrada de la Reina y sus damas de honor. Sigfrido se altera cuando su madre le ordena que: Mañana por la noche, su cumpleaños se celebrará con un baile en la corte, y allí, entre las más hermosas damas de la comarca, debe escoger a su futura esposa. El Bufón, intenta restaurar el espíritu de la feliz ocasión y anima al príncipe formando una partida de caza.

Acto II (La orilla del lago) El príncipe, preparado para la caza, camina hacia los cisnes, en ese momento, entra en el claro la más hermosa mujer que nunca ha visto. Sorprendentemente, la joven parece ser a la vez cisne y mujer, su hermosa cara está enmarcada por plumas de cisne. El príncipe se acerca, rogándole que no se marche volando y ante su miedo el príncipe le indica que la protegerá. La Reina de los Cisnes se llama Odette. Ella le explica que ese lago fue formado con las lágrimas de su madre porque un hechicero malvado, Von Rothbart, convirtió a su hija en la Reina Cisne. Ella y su corte seguirán siendo cisnes, excepto entre la media noche y el amanecer, que es cuando asumen su forma humana. Este maleficio terminará cuando un hombre valiente y leal se case con ella. El príncipe le dice que debe ir la próxima noche al baile de palacio ya que debe escoger a su novia y le promete que se casará con ella. En este momento, el mago aparece a la orilla del lago, haciéndole señas amenazadoras para que Odette vuelva a él. Cuando los amantes han dejado el claro, todos los cisnes en su forma humana entran bailando desde la orilla del lago.

Acto III (El castillo del Príncipe) En la fiesta formal del cumpleaños del Príncipe, embajadores y bellas princesas de tierras lejanas han llegado a rendir tributo al príncipe. Sigfrido, que piensa sólo en su encuentro con Odette, baila de forma automática e indiferente con las hermosas princesas. Sin previo aviso, un caballero entra con su hija que es la viva imagen de su querida Odette. Se trata de Von Rothbart, que se ha transformado a sí mismo y a su hija para engañar al Príncipe y que éste rompa la promesa hecha a Odette de que nunca amará a otra. Odile ha logrado engatusar a Sigfrido quien piensa que no es otra que Odette. Mientras bailan los dos jóvenes, Odette se deja ver en la distancia y hace señales a Sigfrido para que entienda el engaño. Luego, Sigfrido se aproxima a Von Rothbart y pide la mano de Odile y éste da su consentimiento. En ese momento, la sala de baile se oscurece. Von Rothbart y Odile de pie ante el príncipe en triunfo final. Sigfrido no puede soportar sus risas odiosas y crueles, y se vuelve para ver en la distancia la tierna figura de Odette temblando entre sollozos.

Acto IV (La orilla del lago) Cuando Odette aparece llorando, las doncellas cisne intentan consolarla explicándole que el Principe desconocía el plan de Von Rothbart. Sigfrido entra corriendo en el claro buscando a Odette entre los cisnes. La toma entre sus brazos, pidiéndole que le perdone y jurándole su amor infinito. Odette le perdona pero le dice que no sirve para nada, pues su perdón se corresponde con su muerte. Cuando aparece Von Rothbart, Sigfrido le desafía, quien tras la lucha, es vencido por la fuerza del amor del príncipe a Odette. La muerte de Von Rothbart libera a Odette de su hechizo.

Mientras que ‘La bella durmiente’ tiene una duración de 105 minutos con un entreacto de 20 minutos. Se divide en cinco escenas que van:

I Escena La sala principal del castillo del Rey Florestán, allí se celebra el bautismo de la princesa Aurora. Las hadas buenas y la madrina de la princesa han llevado sus regalos a la cuna de la recién nacida. En plena fiesta todos oyeron el ruido, las cortesanas anuncian la llegada del hada dañina Carabosse a la que el maestro de ceremonias ha olvidado invitar, temblando él se acerca al Rey y a la Reina, todos están muy preocupados porque está falta puede provocar muchas desgracias en el destino de la princesa. Aparece Carabosse, el Rey y la Reina ruegan a Carabosse perdonarles el error del maestro de ceremonias. Las hadas buenas también le ruegan perdonar esta equivocación, Carabosse ríe maliciosamente y dice que, gracias a las hadas buenas Aurora será la más bonita y la más inteligente de todas las princesas que hay en el mundo y Carabosse no puede privarla de estos rasgos. Para que su felicidad nunca termine al pincharse dormirá para siempre. Todos se quedan perplejos al oírlo, sale adelante el hada Lila y dice que Aurora no dormirá toda una eternidad, unos cien años, llegará un día cuando la despertará el beso de un príncipe y se hará su esposa, Carabosse huye y las hadas buenas se acercan a la cuna.

II Escena En la misma sala pero después de dieciséis años, EL Rey y la Reina son muy felices, porque la predicción de Carabosse no se ha cumplido, la pequeña Aurora se ha convertido en una princesa muy bella, cuatro príncipes admiran la belleza de Aurora, esta se divierte bailando, de repente aparece una vieja que regala a la princesa un ramo de flores donde está escondida la aguja, la princesa sigue bailando con las flores en las manos y se pincha, se asusta y se cae al suelo, la vieja se quita la capa y resulta que es el hada Carabosse, esta se ríe viendo al Rey a la Reina desesperados y se esfuma, en este momento aparece el hada Lila, ella consuela a los padres de Aurora y dice que su hija dormirá cien años, pero ellos dormirán junto a ella y al despertarse ella, despertaran todos, todos se duermen.

III Escena Por el bosque pasea el príncipe, Desiré, admira lo bello y lo misterioso de la naturaleza que le rodea, se encuentra con el hada Lila que le muestra la imagen de Aurora, el príncipe se queda sorprendido por su belleza, él pide al hada que le lleve al castillo.

IV Escena El príncipe encuentra al hada Carabose que trata de impedirle conocer a Aurora, Desiré le hace huir, al ver al Rey, a la Reina y a la princesa, Desiré se acerca a la princesa y la despierta con un beso, se despiertan también el Rey y la Reina y el embrujo desaparece. El príncipe pide al Rey la mano de Aurora y el Rey une las manos de los jóvenes.

V Escena - Las bodas A la fiesta asisten los protagonistas de diferentes cuentos, el gato, la gata, caperucita roja, el lobo gris, la princesa Florida, el pájaro azul, Cenicienta y el príncipe.

Montse Carreño, 07-Agosto-2014

  • 07AGOSTO2014 El Ballet de Moscú interpreta ‘El lago de los cisnes’. Foto: Montse Carreño.
  • 07AGOSTO2014 El Ballet de Moscú interpreta ‘El lago de los cisnes’. Foto: Montse Carreño.
  • 07AGOSTO2014 El Ballet de Moscú interpreta ‘El lago de los cisnes’. Foto: Montse Carreño.
  • 07AGOSTO2014 El Ballet de Moscú interpreta ‘El lago de los cisnes’. Foto: Montse Carreño.
  • 07AGOSTO2014 El Ballet de Moscú interpreta ‘El lago de los cisnes’. Foto: Montse Carreño.
  • 07AGOSTO2014 El Ballet de Moscú interpreta ‘El lago de los cisnes’. Foto: Montse Carreño.
  • 07AGOSTO2014 El Ballet de Moscú interpreta ‘El lago de los cisnes’. Foto: Montse Carreño.
  • 07AGOSTO2014 El Ballet de Moscú interpreta ‘El lago de los cisnes’. Foto: Montse Carreño.
  • 07AGOSTO2014 El Ballet de Moscú interpreta ‘El lago de los cisnes’. Foto: Montse Carreño.
  • 07AGOSTO2014 El Ballet de Moscú interpreta ‘El lago de los cisnes’. Foto: Montse Carreño.
  • 07AGOSTO2014 El Ballet de Moscú interpreta ‘La Bella Durmiente’. Foto: Ballet de Moscú
  • 07AGOSTO2014 El Ballet de Moscú interpreta ‘La Bella Durmiente’. Foto: Ballet de Moscú
  • 07AGOSTO2014 El Ballet de Moscú interpreta ‘La Bella Durmiente’. Foto: Ballet de Moscú