Skip to Content

Disputó ante Federer su sexta final en Paris en siete años, y se volvió a llevar la Copa de los Mosqueteros

Disputó ante Federer su sexta final en Paris en siete años, y se volvió a llevar la Copa de los Mosqueteros

Las semifinales de Roland Garros las jugaron los cuatro primeros del ranking por primera vez desde 2006.

Rafa Nadal celebró su 25º cumpleaños sobre la arcilla parisina de Roland Garros. Tuvo dos regalos especiales, uno su victoria sobre Andy Murray y el otro vino de la raqueta de su amigo Federer, ya que superó al serbio Djokovic, por lo que Rafa no perdía el nº 1 de la ATP.

Los buenos jugadores sacan su mejor repertorio en los momentos más trascendentales de cada torneo y eso es lo que parecía que le estaba ocurriendo a Rafa, que tras las dudas generadas por el nivel exhibido ante John Isner, Pablo Andújar, Antonio Veic o Ivan Ljubicic, emergió ante Robin Soderling en cuartos de final dando buena cuenta de lo que es capaz de hacer en la pista.

Rafael Nadal sumó su sexta corona tras eliminar a Roger Federer por quinta vez, la cuarta en una final, por 7-5, 7-6(3), 5-7 y 6-1, en tres horas y 40 minutos, para añadir a su palmarés un décimo título de Grand Slam, tantos como el gran 'Big' Bill Tilden, y conservar el primer puesto del 'ranking' al menos hasta el lunes después de Wimbledon (por 45 puntos). El reto más difícil del mundo para un tenista, derrotar al balear en la Philippe Chatrier, sigue siendo la cuenta pendiente del que dicen es el mejor tenista de todos los tiempos.

La lección magistral de Federer duró aproximadamente 40 minutos. Un curso acelerado de servicios, derechas y voleas, sin apenas errores con el revés, por donde acostumbra a desangrarle Nadal. Durante ese tiempo, el suizo supo mandar desde el fondo de la pista, impedir al campeón acomodarse para golpear con su 'drive'.

Salió el sol para saludar el último punto, el que convirtió a Rafa Nadal en el más grande tenista sobre la tierra, junto al legendario sueco Bjorn Borg. El número uno del tenis mundial volvió a hacerlo, sexta victoria en la arcilla de París, quizás la más sufrida, y de nuevo frente a Roger Federer. "Es un torneo más especial imposible para mí. Lo que me ha pasado en este torneo en los últimos años es algo que no podía soñar. Solo puedo dar gracias a la vida, porque creo que soy un gran afortunado", declaro a pie de pista. Habló en inglés y español. Dio las gracias a su rival. "Ha sido un gran partido”. Agradeció al público su apoyo y a todos los que hacen de Roland Garros "el mejor torneo del mundo";"Es emocionante para mí volver a ganar aquí”.

Gesto contrariado pero respetuoso de Federer al recoger el trofeo de manos del estadounidense Jim Courier, doble vencedor en Roland Garros (1991 y 1992). E inmensa la felicidad de Nadal, que se dejó querer por un público con el que mantiene una relación contradictoria, pero que al final terminó, por sexta vez, entregado. Sonó el himno español en la Philipe Chatrier.

"He comenzado un poco nervioso, y Roger ha atacado. Él estaba pegando mejor el revés que en otras finales. En el 5-3 del primer set he tenido suerte y a partir de ahí he jugado mucho mejor".

"Tras ganar el segundo, en el tercer set, tenía el partido más o menos controlado, pero él se ha puesto a jugar a un gran nivel. Yo estaba un tanto cansado y nervioso por cerrar el partido. Y al comienzo del cuarto set tuve suerte con el 0-40 inicial, ya a partir de ahí aproveché las oportunidades que me dio", resumió el tenista de Manacor.

Respecto a que victoria ha sido la más importante, Nadal señaló: "El año pasado fue muy importante para mí, después de perder en 2009, y en 2006 también porque venía de una lesión muy importante. Ésta ha sido una semana muy dura, con los primeros partidos sufridos, en especial el primero. Pero siempre dije que lo iba a intentar para dar la vuelta a la situación. Y esta vez se ha podido. Hay que estar muy satisfechos"

"Desde cuartos de final hasta la final he ido a más. Y al final he terminado con buenas sensaciones".

Sobre su récord, igualado al de Borg, a quien igualó al conseguir su sexto título en París: "Para mí jamás hubiera sido imaginable. Es un halago que me comparen con él. Espero seguir trabajando y mejorando mi tenis para seguir en condiciones de ganar torneos".

"Ganar aquí me hace jugar Queen's y Wimbledon con menos presión, pero no por eso con menos ilusión y motivación", aseguró Nadal ya en rueda de prensa.

Nadal admitió que su momento de mayores esperanzas en cada temporada es cuando a fines de mayo llega a París. "Éste es siempre el torneo en el que siento que tengo las máximas posibilidades de ganar, dentro de los de Grand Slam. Si gano este torneo, entonces mi temporada es fantástica, puedo jugar con menos presión y con más confianza. Es el torneo más importante del año para mí".

Las cuatro derrotas ante el serbio Novak Djokovic en igual cantidad de finales consecutivas fueron un factor importante para el mal juego que mostró en la primera semana del torneo. "Llegué aquí probablemente con menos confianza que otras veces por esa razón, porque lo vi jugando fantástico. Perder cuatro finales consecutivas no es fácil. Mi sensación era que estaba teniendo una temporada fantástica, con seis finales consecutivas, y no gané dos en las que tuve muchas oportunidades de ganar, como las de Indian Wells y Miami".

Rafael Nadal en el tenis es sinónimo de historia, de récords, de títulos, de tierra batida, de más títulos, de partidos épicos..., y también de derechas ganadoras, de partidos para olvidar, de puntos indefendibles que se acaban por salvar y de estadísticas para la historia que se acaban por superar. Todo eso va en el nombre Nadal, y esta semana suma otro récord más para palmarés al llegar a las 100 semanas como número 1 del ránking ATP y convertirse en el 8º jugador en la historia que lo consigue.

Tras ganar su sexto Roland Garros, e igualar al mítico Borg, consigue otro récord que no llega en forma de título, pero si de estadística contundente: 100 semanas como número 1. Rafa Nadal entra en el selecto club de jugadores que ya son historia como Pete Sampras, Roger Federer o John McEnroe. Pero tiene que vigilar a Djokovic ya que anda al acecho del trono del tenis mundial, y que de no conseguir la victoria en Wimbledon -sería la tercera- el cetro tenístico será para el serbio que probaría por primera vez el sabor de la victoria, y bien merecida sería. Pero Nadal suma y sigue a pesar de la persecución voraz del tenista balcánico, y tiene asegurado superar al mítico Andre Agassi con 101 semanas, en la fecha que arranquen los partidos en el All England Tennis Club.

El de manacor llegó al número 1 de la clasificación tras ganar el oro olímpico el 18 de agosto de 2008, y permaneció en él 46 semanas hasta que perdió en octavos de Roland Garros contra Robin Soderling, y el "1" cayó en manos de Roger Federer que se alzó con el título en la tierra parisina. Fue una época dura en lo personal y en lo profesional para Nadal, que no consiguió retornar a la cabeza del ránking hasta casi un año después, el 7 de junio de 2010, cuando consiguió su quinto Roland Garros al derrotar a su verdugo del año anterior. Desde entonces sumo 54 semanas como rey del tenis mundial y tan solo Djokovic parece que puede arrebatarle la corona tenística.

Nadal es junto a Andre Agassi, el único tenista que ha conseguido lo que se denomina como Golden Slam -los cuatro torneos del Grand Slam y la medalla de Oro Olímpica- , el segundo tenista más joven en conseguir 10 Grand Slam por detrás de Borg y el jugador con más títulos Masters 1000 por delante de Agassi, Federer y Sampras.

Con tan solo 25 años, Rafael Nadal tiene ante sí el reto de llegar lo más alto posible en la clasificación de tenistas que más semanas estuvieron al frente del tenis mundial. Nadal sabe que está entre los grandes del tenis, aunque no le guste decirlo y solo él sabe hasta donde puede llegar.

 Montse Carreño, 5 de Junio de 2011.

  • 05JUNIO2011 Gran Slam de Roland Garros, en Paris, ceremonia de entrega de trofeos, Copa para el ganador, Rafa Nadal y placa al finalista Roger Federer. Foto: Agencias.
  • 4JUNIO2011 Cumpleaños Rafa. Foto: Agencias.
  • 05JUNIO2011 Gran Slam de Roland Garros, en Paris, ceremonia de entrega de trofeos, Copa para el ganador, Rafa Nadal y placa al finalista Roger Federer. Foto: Agencias.
  • 05JUNIO2011 Gran Slam de Roland Garros, en Paris, ceremonia de entrega de trofeos, Copa para el ganador, Rafa Nadal y placa al finalista Roger Federer. Foto: Agencias.
  • 05JUNIO2011 Gran Slam de Roland Garros, en Paris, ceremonia de entrega de trofeos, Copa para el ganador, Rafa Nadal y placa al finalista Roger Federer. Foto: Agencias.
  • 05JUNIO2011 Gran Slam de Roland Garros, en Paris, ceremonia de entrega de trofeos, Copa para el ganador, Rafa Nadal y placa al finalista Roger Federer. Foto: Agencias.
  • 05JUNIO2011 Gran Slam de Roland Garros, en Paris, ceremonia de entrega de trofeos, Copa para el ganador, Rafa Nadal y placa al finalista Roger Federer. Foto: Agencias.
  • 05JUNIO2011 Gran Slam de Roland Garros, en Paris, ceremonia de entrega de trofeos, Copa para el ganador, Rafa Nadal y placa al finalista Roger Federer. Foto: Agencias.
  • 05JUNIO2011 Gran Slam de Roland Garros, en Paris, ceremonia de entrega de trofeos, Copa para el ganador, Rafa Nadal y placa al finalista Roger Federer. Foto: Agencias.
  • 05JUNIO2011 Gran Slam de Roland Garros, en Paris, ceremonia de entrega de trofeos, Copa para el ganador, Rafa Nadal y placa al finalista Roger Federer. Foto: Agencias.
  • 05JUNIO2011 Gran Slam de Roland Garros, en Paris, ceremonia de entrega de trofeos, Copa para el ganador, Rafa Nadal y placa al finalista Roger Federer. Foto: Agencias.
  • 05JUNIO2011 Gran Slam de Roland Garros, en Paris, ceremonia de entrega de trofeos, Copa para el ganador, Rafa Nadal y placa al finalista Roger Federer. Foto: Agencias.
  • 05JUNIO2011 Gran Slam de Roland Garros, en Paris, ceremonia de entrega de trofeos, Copa para el ganador, Rafa Nadal y placa al finalista Roger Federer. Foto: Agencias.
  • 06JUNIO2011 En Disneyland Paris posando con MIckey y su trofeo. Foto: Agencias.
  • 06JUNIO2011 En Disneyland Paris posando con la Copa de los Mosqueteros. Foto: Agencias.