Skip to Content

El Sexenni, único y espectacular

El Sexenni, único y espectacular

Para llegar a esta fortaleza, se debe ir por la carretera N-232 y se aconseja detenerse  en el santuario de la Mare de Déu de Vallivana. Allí se guarda una pequeña escultura de apenas 29 centímetros de la Virgen a la que mucho le debe el pueblo. Tanto como que es el origen de la celebración de su gran fiesta del Sexenni, a la que desde hace años llevan agradeciendo los morellanos, de seis en seis años, haberse librado de una terrible plaga de peste. Si se admira desde la lejanía tiene toda la apariencia de un lugar inaccesible, una vez a las puertas de su muralla a lo que invitan sus siete puertas es a entrar y ver la festividad del 53 Sexenni, en esta ocasión, pero cuando no hay festividad, es un lugar precioso, la iglesia, su castillo, sus calles de piedra al igual que sus hermosas casas con balcones, que por estas fechas las cubren los ropa blanca y una de las tradiciones es comprar jerseys de lana, cosidos por las mujeres que viven en este pueblo. El origen del Sexenni de Morella data de 1672 cuando la ciudad sufrió una plaga de peste que asoló a la población. Cuentan las crónicas de la época que la desesperación hizo que el pueblo se encomendara a su patrona, la Virgen de Vallivana. Fue entonces cuando las autoridades decidieron trasladar la imagen mariana desde su Santuario hasta la ciudad produciéndose el milagro: la recuperación de los enfermos.

En señal de agradecimiento se comprometieron a rendir grandes fiestas a la Virgen de Vallivana cada seis años. Desde entonces una multitudinaria romería se dirige a pie hasta el Santuario, situado a 24 kilómetros de Morella, para trasladar la imagen de la Virgen hasta la ciudad. La llegada de esta romería, que nos dijeron que la formaban alrededor de 1.500 personas y que habían salido el día anterior para no cansarse tanto, pero que el día 18 que fue su entrada salieron del Santuario a las 9 de la mañana y sólo hicieron cuatro paradas, llegando al pueblo cuando se pone el sol. Los romeros van cantando y orando, mientras se escucha el ruido de sus bastones, donde se apoyan para descansar y portan antorchas en filas de dos. El párroco de Morella se encargó de llevar la réplica de la imagen de  la Virgen para ser relevada por la original, sita en el ermitorio,  hasta la entrada de una de las murallas. Una vez cruzaron el Portal dels Estudis, depositaron la figura en un templete adornado con hojas y flores y bajo una perfumada alfombra de espliego, donde dos mujeres, denominadas camareras arreglaron a la Virgen para  colocarla en la espectacular andà. Un ciudadano recitó una poesía en nombre de la ciudad, dedicada a la Virgen.  Seguidamente, se inció la procesión en la que se vieron, por primera vez, las danzas y bailes que han estado ensayando durante meses. Una vez en el interior de la Arciprestal, se cantó el Salve y se depositó la imagen en el altar, donde estará hasta octubre. Su llegada se celebra engalanando las principales calles, 14 en total, con tapices de papel rizado elaborados a mano y la organización de unas solemnes fiestas que se prolongan durante nueve días y que todos los gremios han estado cerca de un año para realizar las verdaderas maravillas que están expuestas por las calles. 

La población pasa muchos meses trabajando para que esta Fiesta declarada de Interés Turístico Nacional sea realidad. Unos festejos, que se celebran entre el 16 y el 28 de agosto, y que tienen un origen gremial por lo que cada día está organizado por un sector laboral que aporta diferentes signos culturales. La noche del recibimiento a la Virgen de Vallivana, que este año fue el sábado 18 de agosto, confluyen todos los gremios, las danzas, los cuadros folclóricos y los símbolos de la ciudad.

El trazado de las calles no es el único elemento medieval que conserva Morella, los vecinos también mantienen la organización gremial. Cada gremio es responsable de unos de los retablos del Sexenni, las desfiladas que cada mediodía  llenan las calles de bailes y elementos donde se mezclan las tradiciones más antiguas del pueblo con el sentimiento religioso y sobretodo la devoción a la Virgen de Vallivana.

La entrada de la Virgen es lo más emotivo para la mayoría de las personas. El Sexenni ayuda a dinamizar Morella y a atraer visitantes de otras localidades vecinas del resto del País Valencia, pero también de Cataluña y Aragón.

El primer domingo se realizó el “Retaule”, una procesión costumbrista que muestra toda la riqueza cultural de estas tradiciones únicas en tierras mediterráneas y que constituyen uno de los elementos más atractivos del Sexenio.

Gremios y danzas que se vieron en el retaule:

Los Torneros: La danza de los Torneros es, sin duda, el baile más emblemático de las fiestas. Está integrado por jóvenes que desfilan ataviados con ricas indumentarias de reminiscencias florentinas. Es la danza de la ciudad y una de las más bellas y elegante. Los torneros caminan erguidos acompañados por la música de tambor y gaita, sus pasos se cruzan para realizar espectaculares saltos y juegos malabaristas con una vara.

La Corroquina: El gremio de la Gent Gran vivirá su segundo Sexenni, después de que naciera hace seis años. Esta celebración de las personas mayores cuenta con la danza de la Corroquina, baile típico de la cultura popular que interpretan jóvenes ataviados con antiguos trajes morellanos. Además, su jornada volverá a celebrarse en lo que se llamaba “Día de la Marquesa” y este año recuperarán la “Jota de Morella”, que hace décadas que no se bailaba.

El Carro Triomfant: Este elemento es de gran belleza. Es un carro majestuoso, pintado por el artista morellano Cruella en el siglo XIX con frescos al óleo de alusiones celestiales y portando a niños y niñas, de 1 a 4 años de edad,  ataviados de ángeles. Es el principal elemento del Gremio de Profesiones, Industria y Transporte.

Les Gitanetes: Es la danza del Gremio de la Juventud que protagoniza el último día del Novenario de la Virgen de Vallivana. Está integrada por jóvenes que bailan entrelazando cintas de colores que porta un joven elegantemente ataviado. Las indumentarias son coloristas y originales, así como los adornos y tocados de los peinados.

Miraverges: Gremio Artes y Oficios. Niñas vestidas de comunión, representando la pureza de la infancia. Ellas han celebrado este mismo año su primera comunión.

Teixidors, Arts i Oficis: El gremio de Artes y Oficios, uno de los más antiguos, ofrece dos danzas protagonizadas por niños y niñas. Creado en 1892. La danza de Teixidors es un homenaje a la tradición textil de esta tierra, los niños, elegantemente ataviados y tocados con sombreros de fieltro, danzan en torno a un mástil de cinta de colores, tejiendo y destejiendo sus cintas de colores.

La danza de Arts i Oficis representan viejos oficios de zapatero, sastre, impresor, herrero, cadirer, carpintero, obrero… La gracia infantil danza con aros de flores, interrumpiéndose para representar ante el público estos oficios. La colorista indumentaria de los trajes y las coronas con flores que portan en las cabezas es otro punto de atracción.

Santetes: Siete jóvenes representando a diversas mártires y santas: Catalina (rueda), Lucía (ojos), Cecilia (lira), Helena (cruz y cetro), Bárbara (torre), Águeda (pechos) y Filomena (ancla).

La Reina Esther y el cuadro de Heroínas: El gremio de Comercio desfila incorporando el majestuoso cuadro figurativo de las Heroínas Bíblicas. Conocidas por Les Reines, son un grupo de jóvenes que representan a personajes de la historia del pueblo de Israel, mujeres del Antiguo Testamento. Desfila la Reina Esther, acompañada por Judit, Jael, Maria, y Abigail, y niñas representando a Sefora, Betsabé, Raquel, Sara, Rebeca y Ruth. Las indumentarias son espectaculares en el caso de ‘las reinas’, son trajes realizados a base de artesanales bordados de pedrería, con hilaturas doradas y plateadas.

Llauradors: El Día dels Llauradors, gremio que integra a ganaderos y agricultores, ofrece una de las danzas más coloristas. Un amplio grupo de niños y niñas, curiosamente ataviados, protagoniza esta danza que recorre las calles a ritmo de castañuelas y músicas tradicionales de gaitas y tambores.

El Ayuntamiento, en representación de toda la población, cerró este Novenario.

Han sido nueve días de venerar a su Virgen, de fiestas, ahora tienen que volver a la normalidad y esperar seis años para unificar a todo un pueblo que siente una verdadera adoración por su Patrona y lo más bonito es enterarte, que estos sentimientos se van pasando de abuelos a padres, a hijos, etc.

Montse Carreño, 16 al 28-Agosto-2012

  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Manel Martin.
  • AGOSTO2012 El Sexenni en Morella. Foto: Montse Carreño.