Skip to Content

Libro homenaje de Carme Ruscalleda

Libro homenaje de Carme Ruscalleda

Con motivo del 30 Aniversario de su aclamado restaurante Sant Pau se ha editado un libro homenaje a la chef Carme Ruscalleda, titulado ‘Felicidad’ (Planeta Gastro).

La fórmula que ha utilizado ha sido la cocina libre, natural, sabrosa y placentera, gracias a ello y por ser una chef autodidacta ha logrado convertirse en la gran dama de la cocina mundial con una técnica admirable y precisa además de demostrar su personalidad siempre exploradora y abierta a la imaginación.

Este año se cumplen 30 años al frente de su restaurante Sant Pau, donde la identidad mediterránea de Ruscalleda se ha fundido con la sensibilidad japonesa a través de unos platos que narran y dibujan historias extraordinarias para llegar a todos los paladares. Pero el pasado 27 de octubre cerró sus puertas para siempre.

El libro se inicia desde la visión actual de su gastronomía para hacer un flashback y repasar los grandes momentos de su trayectoria gastronómica en distintos capítulos.

En el libro se incluyen 14 recetas extraordinarias y, en sus textos, repasa la vida de Carme Ruscalleda, desde su Sant Pol natal hasta Tokio, desde la charcutería en la que trabajó hasta las estrellas Michelin.

Está ilustrado con más de 140 fotografías de Carles Allende que muestran no sólo a la chef,  sino también a la abuela Carmen… y  su extraordinaria colección de pendientes.

El prólogo, firmado por Yuji Shimoyama, testimonia la estrecha relación que Ruscalleda mantiene con Japón y define una de las principales características de su cocina: la cocina de Carme nos hacía sentir como si estuvieran abrazándonos cariñosamente. 

Su historia gastronómica propia empezó el 1 de julio de 1988, se abrieron las puertas del restaurante Sant Pau, en ese instante empezaba en el mismo pueblo donde nacieron, Carme y Toni, la historia de 30 años de gastronomía santpolenca. Sin saberlo, colocaron en esa tranquilo pueblo costero cercano a Barcelona en el mapa de honor de la gastronomía mundial.

En el centro del pueblo, se alzo el restaurante, una coqueta casa de 1881, restaurada en mostaza y azul, que fue un hostal en cuya cocina de la planta baja se preparaban anchoas.

“Cumplimos 30 años de compromiso profesional, durante los que le hemos ofrecido al público una cocina moderna, natural, libre, inspirada en la cultura culinaria catalana, en vivencias y en otras culturas del mundo, con especial cariño hacia la gastronomía japonesa”, es el balance de la chef y el jefe de sala. Decir treinta años es mucho, pero para ellos han pasado muy rápido, siempre con paso firme y creativo “S no protegemos el mar ni los cultivos, perderemos la esencia de nuestra excepcionalidad y nuestra pluralidad de sabores”.

 Carme Ruscalleda tiene sus ideas son muy claras “No queremos morir con las botas puestas, pero no queremos cortar el cordón umbilical que nos une a la cocina y a la gastronomía. Como cuando decidimos pasar al otro lado del Carrer Nou, hemos decidido ahora reinventar nuestro futuro profesional. El restaurante se cierra el 27 de octubre. Ello nos permitirá darle más cuerda a nuestro departamento Cocina Estudio. Cerraremos un restaurante de éxito y estrenaremos un nuevo camino profesional.

Nos quedan más calles por cruzar”.

El restaurante logró tres estrellas Michelin en 2005 y sigue conservándolas.  En el 2005 abrió una réplica de su local en Tokyo, que logró dos estrellas. Pero siguieron apareciendo nuevas estrellas, dos más en el restaurante Moments, que dirige desde 2009 junto con su hijo Raül Balam. Además ha sido la primera cocinera española con tres estrellas Michelin y durante varias temporadas ha mantenido el liderazgo femenino mundial.

Montse Carreño, Noviembre-2018