Skip to Content

Rafa Nadal volvió a ganar en la ciudad eterna

Rafa Nadal volvió a ganar en la ciudad eterna

Rafa Nadal se impuso en el Masters 1.000 de Roma tras derrotar al número 1 del mundo, Novak Djokovic en tres sets 6-0, 4-6 y 6-1. Con este triunfo es la novena vez que triunfa en el Foro Itálico, estrenándose en su extenso palmarés en este 2019.

A pesar de sus buenos resultados en todo tipo de pista, sin duda, su favorita es la tierra batida. Desde que empezara la temporada de tierra sus resultados no han sido los esperados, en Montecarlo,  Barcelona y Madrid (eliminado en semifinales) y la verdad, es que defendía puntos del año pasado, pero como bien dice el campeón, a él lo que le importa es jugar y disfrutar en la pista, lo de los puntos no es lo más importante.

En los últimos 14 años, el manacorí a estas alturas ya tenía algún título en su poder, pero por suerte lo obtuvo en Roma, se hizo esperar pero para los italianos la victoria supo a gloria y seguro que para Nadal todavía más.

En semifinales, jugó un excelente partido contra el griego Tsitsipas, fue su ‘verdugo’ en las semis de Madrid, ahora pudo ‘vengarse’, pero la final se esperaba dura con los dos mejores jugadores del ranking ATP.

Nadal saltó a la pista como si fuera un  ‘gladiador’, empezó con ganas y en un momento le endosó un rosco (39 minutos) gracias a su buen servicio y un potente drive, lo que descolocó al serbio, además de juegas poco habituales realizando globos y bolas altas. Fue el primer 0 en los 54 encuentros disputados por ambos tenistas.

A ‘Nole’ no le gustó perder y empezó el segundo set plantándole cara a Nadal, el primer juego, que se apuntó en blanco con tres saques directos demostraron que se había puesto las pilas, Nadal no se asustó y llegó a tener ventaja de 0-40 con 3 iguales en el marca, pero finalmente el set cayó del lado del Djokovic.

El tercero fue muy similar al primero, Nadal le rompió el servicio en el primer juego, pero el serbio falló más de lo habitual, incluso llegó a romper su raqueta. Después de 2h. 25min. Rafa Nadal lograba un título muy deseado para él.

Con este título sumó su trigésimo cuarto Master 1000, desempatando con Djokovic, que con su reciente título en Madrid había alcanzado la segunda posición del tenis mundial, siendo Federer el tercero.

Todavía el balance de partidos entre ambos sigue favorable para el serbio por 28-26 pero Nadal imaginamos que se quita la espinita de las dos últimas derrotas, tanto en la final del Open de Australia como en las semifinales de Wimbledon del año pasado.

Los dos jugadores tuvieron un invitado excepcional en las gradas, el brasileño Gustavo Kuerten, campeón en Roma en 1999, que fue premiado por el embajador del tenis italiano en mundo, Nicola Pietrangeli, con la Raqueta de Oro por su trayectoria.

Montse Carreño, 19-Mayo-2019